Sesiones de TMR

Integración de Reflejos Primitivos:

Cuando los reflejos permanecen activos, pueden ser los causantes de: problemas de comportamiento, relación, confianza, esfuerzo constante, estrés, poca consciencia corporal, déficits de atención, hiperactividad, autismo, problemas de aprendizaje, retraso del desarrollo, trastornos de visión, audición…

NIÑOS Y ADOLESCENTES

  • Para acompañar en el desarrollo de la maduración cerebral y en el bienestar físico y emocional
  • Dificultades para los aprendizajes (dislexia, lectura, comprensión, caligrafía defectuosa, expresión oral o escrita limitada, malas posturas…)
  • Problemas  visuales y del habla
  • Ansiedad auditiva
  • Déficit de atención, concentración y hiperactividad. Autismo
  • Comportamientos no deseados (irritabilidad, agresividad, excesiva impulsividad…)
  • Poco control corporal y de coordinación: dificultades en la motricidad fina, poca habilidad en los deportes, en comer, en coger objetos…
  • Desorganización, mala memoria
  • Enuresis y bajo control de esfínteres
  • Hipersensibilidad al tacto y a los estímulos visuales y sonoros
  • Miedos y estados emocionales no deseados (baja autoestima, ansiedad, inestabilidad…)
  • Dificultades de relación y integración

ADULTOS

  • Sencillamente, para mejorar y mantener tu bienestar físico y emocional.  Mejora de tu crecimiento personal                           Dolores musculares: lumbalgia, cervicales, tendinitis, dolor en las manos…
  • Vértigo y migrañas
  • Tensión de mandíbula y dientes
  • Estados de fatiga y dolores de fibromialgia
  • Miedos, fobias y bloqueos
  • Estados de ánimo no deseados (ansiedad, estrés, depresión,…)
  • Poco control corporal: dificultades de equilibrio, mareos, coordinación    pobre…
  • Mala memoria y desorganización
  • Mejora del campo de visión y audición
  • Dificultades en las relaciones interpersonales
  • Problemas alimenticios y de peso
  • Adicciones al tabaco, comer…
  • Insomnio
  • Mejora del rendimiento deportivo

BEBÉS

  • Acompañamiento no invasivo en el desarrollo de la maduración cerebral y de los reflejos primitivos del bebé (apoyo a la succión, movimiento, postura, visión y audición)
  • Dificultades en el arrastre, el gateo o en el caminar
  • Dificultades en la articulación del habla
  • Incorrecciones posturales: pies, piernas, manos…
  • Liberación de estrés físico y emocional tras la gestación y el parto
Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.