Reiki para niños

DSC_0115

El Reiki para niños no tiene contraindicaciones y sirve como complemento perfecto para tratamientos de la medicina tradicional que se estén tratando en ese momento.

Los niños al ser tan puros, con su inocencia, y al estar libres de esos prejuicios que tanto nos incomodan a los adultos, dejan fluir la energía Reiki naturalmente, sin impedimentos y sin bloqueos, al no tener temores ni restricciones rígidas por malas vivencias o cualquier otro tipo de circunstancias .

Muchos padres recurren a tratamientos de Reiki para sus hijos cuando notan en ellos problemas, ya que tomando sesiones de Reiki ellos pueden superar situaciones de estrés por cambios familiares o transiciones propias de la edad, y además aplicaciones de Reiki y déficit de atención,Reiki y la hiperactividad, Reiki y la depresión, Reiki y problemas de sueño, Reiki y la ansiedad,Reiki y la timidez, Reiki y autismo u otros trastornos de síntomas mentales o físicos, energetizando y reordenando su propia energía vital.

También con el Reiki para niños podemos ayudarles a aquellos que son muy tranquilos a ser más receptivos, porque esta energía les agudiza los sentidos y logra que la persona tenga una percepción distinta de la vida, a la vez que aumenta el poder de concentración .
Isabel lo compagina con otras técnicas y terapias, lo cual divide el tiempo de una sesión y deja unos 15 minutos para Reiki, en un niño no hace falta sesiones de una hora, equilibran la energía mucho más rápido que un adulto.

En adolescentes les ayuda mucho a las transiciones típicas, y cambios hormonales de la edad.

Si quieres recibir más información:

Nombre (requerido)

e-mail (requerido)

Asunto

Mensaje

 

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.